Pinola espera una final en paz en Madrid

play
Pinola y los piedrazos: "Siempre se le cae a la barra, pero..." (1:20)

Las declaraciones del defensor de River al ser consultado por la prensa española sobre la posible llegada de las barras a España. (1:20)

Javier Pinola, defensa de River Plate, mandó este jueves un mensaje de concordia antes de la final de la Copa Libertadores frente a Boca Juniors y mostró su deseo para que en el partido haya "paz y tranquilidad" y transcurra sin incidentes.

Pinola participó del primer entrenamiento de River Plate en Madrid, ciudad a la que ha llegado junto a sus compañeros para disputar la final de la Copa Libertadores que no se pudo disputar en su estadio debido a los incidentes violentos que algunos seguidores de su equipo protagonizaron contra los jugadores de Boca Juniors.

"Lo que pasó lo vio todo el mundo y es algo que no tiene que pertenecer al fútbol. Hay que centrarse en lo que hay que hacer, ni pensar en lo que pasó o podía haber pasado porque son todo suposiciones", dijo Pinola, que no quiso entrar a valorar la posibilidad de que algunos de esos hinchas violentos argentinos vengan a España.

"No podemos pensar en eso, es algo que tendrá que resolver la Justicia argentina o quién tenga que hacerse cargo de esa situación. La realidad, por lo que he leído estos últimos días, es que el sospechoso que inició los lanzamientos de piedras ya está identificado", señaló el futbolista de River, que hizo un guiño a los llamadas Barras Bravas.

"No por defender a nadie, pero siempre le cae a los barras. Obviamente por ahí tienen un mote que ya se les puso a ellos, pero la preocupación está siempre en Argentina donde vayan. No sé si por peligro o qué, pero siempre hay que tener mucho cuidado y si llegan hasta aquí hay que prestarles una atención especial, porque también estamos en otro país y tenemos que comportarnos como seres humanos. Es un partido de fútbol, nada más que eso", apuntó.

Para Pinola el "barra brava es un sector, una parte" de la afición.

"Todos son hinchas de River. Se les puso un nombre y ya están identificados como Barras Bravas. Si se les mira mal es la imagen que creamos. Obviamente después de lo que sucedió es algo lógico, pero hay gente decente, que no tiene maldad y vive esto como un deporte", manifestó.

"No es que la gente que venga aquí viene a hacer problemas y desmanes. Quiero creer y ruego que la gente que venga lo haga para alentar a su equipo y tomarlo como una fiesta", apuntó Pinola, que lamentó que este partido se tenga que jugar en Madrid.

"Queríamos jugarlo en nuestro estadio. En un principio era sólo con publico local, pero se resolvió de una manera que se resolvió, no es algo que nos compete a nosotros y deseo que haya paz y tranquilidad porque es solo un partido de fútbol", confesó.

Para Pinola "la imagen de Argentina está manchada de hace mucho tiempo, no solamente por esto, sino con muchas cosas que han pasado".

"Por ahí ahora se le hizo mayor hincapié porque esto es una final de Libertadores, con lo que eso representa entre dos clásicos rivales. Limpiar esa imagen no la limpiamos con lo que pueda pasar el fin de semana. Hay cosas más profundas como para poder limpiar la imagen de nuestro país. Es un país hermoso, pero no lo estamos aprovechando", concluyó.

ARMANI: "LOS PARTIDOS SE GANAN Y SE JUEGAN LA CANCHA"
Armani, arquero titular del conjunto bonaerense, se encuentra en Madrid, ciudad a la que ha llegado junto a sus compañeros para disputar la final de la Copa Libertadores que no se pudo celebrar en su estadio debido a los incidentes violentos que algunos seguidores de su equipo protagonizaron contra los jugadores de Boca Juniors.

"El Santiago Bernabéu es una cancha hermosa donde no se podrá decir que el balón pica mal. Hay que disfrutar de este escenario y más aquel que no lo tocó jugar nunca aquí", señaló el arquero argentino, campeón de una Copa Libertadores en 2016 con el Atlético Nacional de Medellín.

"Me hubiera gustado jugar en la cancha de River, pero ahora no queda más que dar lo mejor. Miramos el lado positivo y lo positivo es que se juega esta Copa en Madrid y la queremos ganar", confesó.

"Ya lo que sucedió, sucedió, y los partidos se ganan y se juegan en la cancha. Después del domingo habrá un campeón y no se hablará más", concluyó.

MAIDANA: "ESTAMOS EN IGUALDAD DE CONDICIONES"
Jonatan Maidana, defensa de River Plate, lamentó que la final de la Copa Libertadores se tenga que disputar en Madrid después de "un episodio desagradable" de violencia que hizo suspender el partido de vuelta y apuntó que para este nuevo encuentro ambos están "en igualdad de condiciones" para ganar.

Maidana estuvo en el primer entrenamiento de River Plate en Madrid, ciudad a la que ha llegado junto a sus compañeros para disputar la final de la Copa Libertadores que no se pudo celebrar en su estadio debido a los incidentes violentos que algunos seguidores de su equipo protagonizaron contra los jugadores de Boca Juniors.

"Fue un episodio desagradable y ojalá no hubiera pasado, por lo que este nuevo partido cambia el no poderse definir con nuestro público, pero se dio de esta manera y nos enfocamos en lo que se viene. El Santiago Bernabéu es una linda cancha y se podrá jugar bien al fútbol", dijo Maidana.

"Estamos en igualdad de condiciones, los dos estamos muy bien. Es una linda final. Ojalá podamos disfrutar de este momento a pesar de lo que pasó. Somos unos privilegiados y hay que disfrutarlo", señaló.

"El equipo tiene que ir sumando trabajo y puliendo algunos detalles. Estamos preparados para la final y esperemos estar bien para el día del partido", declaró el futbolista argentino, que habló sobre la postura de algunos jugadores de Boca que querían que este partido se disputara en el Monumental como estaba previsto.

"No me sorprende que quieran jugar en el Monumental porque ya están acostumbrados. Han jugado ahí y no tenía nada de malo jugar de local. En nuestro caso estamos tranquilos por como actuamos y como nos movimos. Cuando pasó todo estuvimos pendiente de lo que pasó en el vestuario visitante", manifestó.

"Ahora hay que adaptarse a lo que viene pero es una pena que por unos pocos la paguen todos. Hay que dar una alegría a los que se quedaron apoyando allí. Las cosas se van dando de una manera y ahora estamos en igualdad de condiciones", concluyó.