Fernando Gago espera que solo se hable de una fiesta en la final del Bernabéu

play
¡Ojo, Pablo! Gago se enojó por una entrada de Pablo Pérez (0:48)

Boca se entrena en Las Rozas a toda máquina para la Superfinal contra River. (0:48)

MADRID -- El enojo por el cambio de sede del encuentro de vuelta de la final de la Copa Libertadores de América entre River Plate y Boca Juniors debido a la agresión sufrida por el microbús de los xeneizes por hinchas del acérrimo rival no se ha diluido después de un vuelo de 12 horas.

Aunque para los involucrados cambia todo, la consigna es que sea una fiesta, aseguró el segundo capitán de Boca Juniors, Fernando Gago.

“Necesitamos que sea una fiesta y que (solo) se hable de que es una fiesta”, señaló ante la creciente preocupación por la seguridad.

El ‘sabor’ y la forma en que los jugadores harán frente al partido; aunque motivados por tener el “máximo” título para un jugador Sudamericano en juego, será diferente a lo esperado, pues fue “lo que tocó”.

“Cambia (el significado) obviamente porque estamos jugando en Europa una final de la Copa Libertadores. Es lógico que cambia porque no era lo que estamos acostumbrados y lo que nadie quería; por el bien del futbol Sudamericano creo que no es bueno pero tocó lo que tocó y ahora hay que jugarlo”, señaló el mediocampista argentino tras el entrenamiento del equipo que dirige Guillermo Barros Schelotto celebrado este jueves en la Ciudad del Futbol de Las Rozas.

play
1:34

¿Guillermo juega al misterio? La sorpresa de la práctica de Boca

El entrenamiento del Xeneize en Madrid.

“Fue todo una situación muy extraña. (Había) Incertidumbre de saber si se juega o no y lamentablemente se dio así. Tuvimos que empezar a pensar que había que viajar para jugar una final”, lamentó el futbolista.

Para Gago, el partido ya tenía sabor de “histórico” antes de que los incidentes ocurridos en Buenos Aires convirtieran la última final que se disputará a doble partido, en la primera que se realiza fuera del continente americano.

“Estábamos conscientes de entrada (de que era una final histórica). Una final de Copa Libertadores es lo máximo para un club de Sudamérica y teníamos esa oportunidad. Por distintas circunstancias nos toca jugar hoy en el Santiago Bernabéu y nada. Tenemos que tratar de ganar por lo que significa para este club”, afirmó Gago.

Por otro lado, el jugador de 32 años expresó sentimientos encontrados al respecto. Será la primera ocasión en que el mediocampista pise el Santiago Bernabéu en más de un lustro. Y aunque ya ha visitado Chamartín con otra camiseta, la del Valencia, el jugador afirmó que “siempre es lindo” reencontrarse con la que fuera su casa durante cinco temporadas.

“Es un lindo recuerdo. Me ha tocado vivir cinco años en esta ciudad y tengo recuerdos lindos. Siempre es lindo volver a donde viví y reencontrarme, hablar, me ha hecho muy bien”, dijo el jugador.

Gago disputó 121 partidos con el Real Madrid entre 2007 y 2011 conquistando dos títulos de Liga, un Copa del Rey y una Supercopa de España.