<
>

El presidente de Nacional descartó amenazas de muerte contra Lillo

play
Botero habló de la renuncia de Lillo en Atl. Nacional (1:41)

Balón Dividido (1:41)

La presión ejercida por los hinchas de Atlético Nacional precipitó la salida de Juan Manuel Lillo del banco técnico. Aunque las directivas habían anunciado su respaldo al proyecto liderado por el español, este prefirió dar un paso al costado.

Así lo aseguró el presidente del equipo antioqueño, Andrés Botero, a los medios de comunicación. En sus declaraciones, fue enfático al explicar que la decisión fue tomada por el adiestrador para no afectar el ambiente en la institución.

"El profesor Lillo quería que los jugadores no vivieran en esa tensión permanente. Él vio el ambiente enrarecido y pensó que no era bueno para él y su familia. Lillo no está tan acostumbrado a lo que pasa en esta parte del mundo y a como son los hinchas de Argentina, Colombia o Brasil", explicó Botero.

Asimismo, el dirigente descartó que Lillo haya sido víctima de amenazas de muerte tras la eliminación de la Liga, aunque sí informó que otros directivos fueron blancos de intimidaciones a lo largo del semestre.

"Hasta donde sé, él no ha sido amenazado de muerte como sí lo han sido amenazado de muerte varios directivos del club en los últimos meses. Espero que haya pasado, eso fue recién entramos nosotros acá", aseveró.

Recalcó que la salida de Lillo se dio en los mejores términos, aunque no cayó bien dentro del grupo de jugadores, quienes se notaron afectados por la decisión del timonel que llegó en reemplazo de Reinaldo Rueda.

"Es increíble la tristeza de los jugadores viendo que el profe se retiraba. Eso parecía un entierro, ellos estaban muy tristes", puntualizó.

Atlético Nacional aún continúa en la búsqueda del reemplazo del ‘ibérico’.