Siete jugadores de Santa Fé siguen 'entre algodones'

Siete serán las bajas que el técnico Gregorio Pérez tendrá para el duelo de vuelta contra Libertad, por los octavos de final de la Conmebol Sudamericana, que se disputará el próximo jueves desde las 7:45 p.m. en el estadio Nemesio Camacho El Campín, donde buscará darle vuelta al marcador global que se encuentra 1-0 a favor de los paraguayos.

El médico Rafael Montaña aseguró que el cuerpo técnico no podrá contar con Wilson Morelo, José Moya, Víctor Giraldo, Damir Céter, Leivyn Balanta, Carlos Henao y Humberto Osorio Botello, debido a que aún se encuentran bajo supervisión médica.

El galeno aseguró que Morelo “ya se encuentra entrenando con normalidad y solo realiza algunos trabajos diferenciados, por lo que estaría a disposición del cuerpo técnico para este fin de semana” tras sufrir una contusión ósea sobre el talón del pie izquierdo.

Del caso de Moya, explicó que “se desgarró en el juego ante Libertad en el estadio Defensores del Chaco. El defensor ya trabaja en su última fase de rehabilitación, por lo que tendrá una incapacidad provisional de una semana”.

Asimismo, aseveró que Giraldo “se encuentra en la última fase de rehabilitación y desde la otra semana estaría apto” luego del esguince grado dos del ligamento colateral medial de la rodilla derecha.

El líder del departamento médico también indicó que a Damir Céter se le realizó una sutura meniscal debido a lesión que sufrió en la rodilla derecha durante una de las prácticas de fútbol. Este procedimiento hace que el proceso de rehabilitación sea más largo, por lo que estaría por fuera de las canchas hasta finales del mes de octubre.

A Balanta aún le restan 4 meses de incapacidad tras la lesión que sufrió en el compromiso contra Alianza Petrolera en el mes de mayo. El jugador debió ser sometido a una reconstrucción del ligamento anterior de la rodilla izquierda y se encuentra en posoperatorio.

Carlos Henao sufrió una ruptura de ligamento el 21 de agosto, por lo que fue sometido a una intervención quirúrgica para la reconstrucción del ligamento cruzado anterior y una remodelación del menisco interno, por lo que estará al margen por al menos seis meses.

Por último, a Humberto Osorio Botello se le diagnosticó una tendinopatía crónica sobre el tendón de la bandeleta iliotibial de la rodilla izquierda, por lo que se le está dando tiempo para que haga un buen trabajo de fortalecimiento y readaptación.