¿Quiénes recibieron los mayores bonos por desempeño de la NFL?

Los jugadores de la NFL generalmente reciben sus cheques de la Semana 1 a la Semana 17 de la temporada.

Sin embargo, debido al programa de pago con base en el desempeño, un beneficio negociado en el contrato colectivo de trabajo, han recibido un jugoso bono en marzo desde el 2002.

Este año, los jugadores --incluyendo novatos-- recibirán un total de 140.88 millones de dólares para el pago con base en el desempeño, y cada equipo recibió 4.4025 millones para repartir.

Los jugadores recibirán bonificaciones con base en cuánta falta de proporción hay entre su salario y tiempo de juego. En otras palabras, jugadores que no ganan mucho, pero juegan mucho, reciben grandes cheques.

Para algunos, la cantidad es suficiente para comprarse un buen filete y una película. Para otros, es suficiente para comprar una casa nueva.

También hay una compensación para veteranos con base en el desempeño por 48 millones, o 1.5 millones por equipo, que se otorga a jugadores con una o más temporadas acreditadas. Esas bonificaciones este año llegaron a un máximo de 144.472 dólares.

Echemos un vistazo a algunos de los bonos por desempeño más notables que se distribuyeron este año (no se incluye el dinero del fondo para veteranos).

GANARON MUCHO DINERO (El club de los 350,000 dólares)

Matt Skura, C, Baltimore Ravens; bonificación: 395,660 dólares

Agente libre no reclutado en el draft procedente de Duke en el 2016, Skura inició y participó en todas las jugadas ofensivas, además del 17 por ciento de las jugadas en equipos especiales. Además, si se incluye el bono que ganó Skura del fondo de veteranos, su cheque de marzo alcanza 533,558 dólares, casi el doble de su salario del 2018.

Austin Blythe, G, Los Angeles Rams; bonificación: 380,060 dólares

Los Rams reclamaron a Blythe de la lista de jugadores disponibles de los Indianapolis Colts. Fue suplente y después el recluta de séptima ronda del draft del 2016 se ganó la titularidad como guardia derecho para el equipo que llegó al Super Bowl. El salario base de Blythe la temporada pasada fue de 630,000 dólares. ¿Un bono del 60 por ciento? No está mal.

Jesse Davis, G, Miami Dolphins; bonificación: 374,833 dólares

El bono de Davis es seis veces más de lo que ganó en sus primeras dos campañas en la NFL combinadas (61,200 dólares). El agente libre no reclutado en el draft del 2015, Davis rebotó entre los equipos de prácticas de los Seattle Seahawks, New York Jets y Dolphins antes de ser promovido a titular de tiempo completo en el 2017 y 2018. El año pasado, Davis cobró un bueno bono de 308,989 dólares.

Jayon Brown, LB, Tennessee Titans; bonificación: 373,575 dólares

Elegido en la quinta vuelta del 2017, Brown está en el club de bonos consecutivos de más de 320,000 dólares. Brown inició nueve juegos para los Titans, pero apareció en los 16. Tuvo seis capturas y una intercepción que devolvió 22 yardas para touchdown.

Cory Littleton, LB, Los Angeles Rams; bonificación: 371,379 dólares

Agente libre no reclutado en el draft del 2016, Littleton asumió la titularidad luego que los Rams enviaron en canje al apoyador veterano Alec Ogletree a los New York Giants. Littleton lideró a los Rams con 90 tacleadas. El salario base de Littleton fue de 630,000 dólares.

Chase Roullier, C, Washington Redskins; bonificación: 358,849 dólares

Roullier, seleccionado en la sexta ronda del 2017 procedente de Wyoming, inició 16 partidos esta temporada luego que inició siete como novato.

Joe Thuney, G, New England Patriots; bonificación: 352,578 dólares

Tres temporadas y tres grandes cheques por bonos para Thuney desde que fue elegido en la tercera ronda del draft del 2016. Thuney ha iniciado 48 partidos y ha sido recompensado en grande ya que ha recibido un total de 954,404 dólares.

GANARON UN POCO DE DINERO

Andrew DePaola, LS, Oakland Raiders; bonificación: 286.04 dólares

DePaola es el poco afortunado ganador del bono más pequeño de esta temporada y tuvo la mala suerte de romperse el ligamento cruzado anterior en la Semana 1, lo que provocó que el centro largo se perdiera el resto de la campaña.

Rees Odhiambo, OT, Arizona Cardinals; bonificación: 310.64

Odhiambo participó en una jugada en equipos especiales y ganó suficiente para la cena, el postre y una película.

Chad Kelly, QB, Denver Broncos; bonificación: 354.25 dólares

Chad participó en una jugada en el 2018 y el resultado fue arrodillarse. Bien hecho.

SUMAN ALGUNOS DÓLARES A SUS MILLONES

Jimmy Garoppolo, QB, San Francisco 49ers; bonificación: 909.01 dólares

Fue una temporada difícil para Garoppolo, quien se sometió a una cirugía de rodilla que puso fin a su temporada luego de la Semana 3. La buena noticia para el mariscal de campo franquicia de los 49ers es que ya firmó un mega contrato por 137.5 millones de dólares por cinco campañas. Así que no tendrá que hacer rendir esos 909 dólares.

Khalil Mack, OLB, Chicago Bears; bonificación: 13,622 dólares

Mack firmó un contrato por seis años y 141 millones antes de la campaña para convertirse en el defensivo mejor pagado en la historia de la NFL. Así que, si bien 13,622 dólares podrían ser bastante dinero para muchos, es apenas el 0.0097 por ciento de las posibles ganancias de Mack.

EL DINERO SIGUE LLEGANDO

Dak Prescott, QB, Dallas Cowboys; bonificación: 264,186 dólares

Prescott estuvo en el top-25 de bonificaciones en las últimas dos temporadas, pero quedó fuera del grupo de élite esta campaña. No hay que sentirse mal por el ex recluta de cuarta ronda del draft; tres años de bonos le han significado 931,136 dólares extra.