Antonio Brown destaca 'responsabilidad individual' en presentación con Raiders

play
Antonio Brown y Jon Gruden, felices de juntar su talento en Oakland (1:48)

El receptor y head coach explicaron que ambas partes buscan llevar a los Raiders a los primeros puestos en el menor tiempo posible. (1:48)

ALAMEDA, Calif. -- Con una actitud gentil, Antonio Brown habló de inyectar un mayor grado de responsabilidad a sus compañeros con base en una legendaria ética de trabajo en su presentación como nuevo miembro de los Oakland Raiders.

Brown, quien cumple 31 años el 10 de julio, también se refirió al coach Jon Gruden como una figura paterna en varios sentidos.

“El Sr. Gruden tuvo que ver en todo en mi decisión para venir aquí”, dijo Brown en las instalaciones de su nuevo equipo. “Obviamente, es un gurú ofensivo. Te emocionas sólo de hablar con él. Conoce mucho de este deporte, ha entrenado a algunos de los mejores jugadores en la historia, así que sabe lo que se necesita.

“Hizo su tarea sobre mí. Vio cada jugada en la que he estado, no quiere hablar de lo que uno hace bien sino que siempre quiere enfocarse en las cosas que puedes hacer aún mucho mejor. Cuando tienes un coach así, es como tu papá, alguien con quieres andar porque sabe que va a prepararte para lo que haces bien, te va a animar a ser siempre mejor”, agregó el receptor.

Brown mostró una evidente actitud más gentil y amable que los aficionados de los Pittsburgh Steelers vieron al final de la temporada pasada y al inicio del receso de temporada, cuando su periodo de nueve años con el equipo que incluyó siete Pro Bowls y cuatro selecciones al equipo titular All-Pro llegó a su fin.

El bigote con tinte dorado desapareció. Brown dijo que quería ser más “profesional” y no hubo actos extrovertidos en su llegada a las instalaciones de los Raiders, no hubo helicóptero o transmisión en Facebook Live, aunque la conferencia de prensa para su presentación sí comenzó con 25 minutos de retraso.

Brown y su familia, junto con su agente Drew Rosenhaus, caminaron al auditorio del equipo en compañía de Gruden y el nuevo gerente general de los Raiders, Mike Mayock, minutos después de que el cambio se hizo oficial mediante un comunicado.

Brown llegó a los Raiders por las selecciones de tercera y quinta rondas del draft de 2019 de Oakland (66 y 141 globales) en una negociación que se anunció el sábado.

Mayock dijo que los Raiders no se involucraron en ninguna negociación por Brown sino hasta el viernes por la noche, luego de que el propuesto cambio del receptor a los Buffalo Bills se vino abajo horas antes.

“No queremos tener un buen cuerpo de receptores, quiero tener al mejor cuerpo de receptores en la NFL”, aseguró Gruden. “Para lograrlo, debes tener al mejor y, en mi opinión, adquirimos al mejor receptor. Vayamos a trabajar.

(Antonio) ha hecho todo lo que está a su alcance para ser el mejor, dentro y fuera del campo. Su ética de trabajo no sólo es impresionante, es divertida. Es electrizante luego de atrapar el balón, es un gran competidor, gana los pases disputados y es grandioso en áreas cortas. Como coach, tienes mucha imaginación cuando entrenas a un hombre así. Puede jugar al extremo de la formación, como flanker o en la zona corta. Puede regresar patadas de despeje y vender palomitas al medio tiempo. Estamos emocionados de tener a este tipo”, agregó el estratega.

Gruden dijo que, junto a Mayock y las esposas de ambos, Cindy y Mindy, estuvieron el viernes en Las Vegas para asistir a un evento con el dueño de los Raiders, Mark Davis.

“En vez de tener una doble cita agradable, tuvimos una cita con Rosenhaus y Antonio Brown”, dijo Gruden con una sonrisa. “Nunca vimos a nuestras esposas, pero Cindy y Mandy nunca habían estado tan felices”.

Brown y Rosenhaus renegociaron los tres años restantes en el contrato del receptor y ahora valen $50.125 millones con incentivos que pueden aumentar su valor a $54.125 millones y con $30.125 garantizados.

Brown ha promediado 114 recepciones para 1,524 yardas las últimas seis temporadas. Ningún receptor en la historia de los Raiders ha alcanzado esas cifras en una temporada.

Desde 2014, las 576 recepciones de Brown son 52 más que las de cualquier otro jugador en la NFL. Sus 59 touchdowns por recepción son 14 más que las de cualquier otro y sus 2,204 yardas y 21 touchdowns en el cuarto periodo son los totales más altos en la NFL.

Jordy Nelson fue el líder receptor de Oakland la temporada pasada con 63 pases atrapados para 739 yardas y tres touchdowns.

“Mi plan es meterme al cuarto de video, comenzar a hacer que mis compañeros sean responsables, dejarles saber que tenemos un cierto estándar en el que debemos mantenernos”, indicó Brown.