Giants: Eli Manning será evaluado; OBJ se queda en el equipo

EAST RUTHERFORD, N.J. -- Los New York Giants aclararon que el receptor Odell Beckham Jr. es parte de sus planes, mientras que el futuro del quarterback Eli Manning permanece incierto.

Dave Gettleman, gerente general del equipo, rechazó comprometerse a contar con Manning para la próxima temporada, pese a que destacó la habilidad y estadística del pasador en 2018. Manning, quien cumple 38 años el jueves, tiene un año por cumplir en su contrato y tiene programado un impacto de $23.2 millones en el tope salarial de 2019.

“Estoy comprometido en tomar la mejor decisión para el equipo de los New York Giants”, dijo Gettleman al ser cuestionado si Manning regresaría con el equipo para su temporada 16 en la NFL. “Estamos en el proceso de evaluación (…). Mi compromiso es hacer que este equipo sea lo mejor posible y si para eso debemos tener a Eli como quarterback, que así sea”.

Gettleman fue más preciso en indicar que Beckham estará con el equipo en 2019. Los Giants contrataron al receptor con un acuerdo por cinco años en el verano pasado que podría estar valuado en $95 millones, cifra que lo convierte en el receptor mejor pagado en la historia de la NFL.

Sin embargo, Beckham jugó en sólo 12 partidos por una lesión en el cuádriceps y ya se dieron especulaciones de que los Giants podrían cambiarlo en el próximo receso de temporada. Su contrato dejaría al equipo con un moderado cargo de $16 millones en dinero muerto si Beckham es negociado.

“No le dimos una extensión de contrato para cambiarlo”, dijo Gettleman entre risas.

Entonces, ¿estará en Nueva York en 2019?

“Ya escucharon lo que dije”, respondió Gettleman.

Beckham terminó con 77 recepciones para 1,052 yardas y seis touchdowns y también lanzó un par de pases de anotación.

En relación a Manning, Gettleman y el pasador tuvieron una larga plática el lunes en el que fueron “totalmente francos” y que inició el quarterback un día después de que el equipo terminó una campaña con marca de 5-11 y tras la que no llegaron a Playoffs por sexta ocasión en los últimos siete años.

“Dejamos la plática como una situación fluida. Fue una gran conversación. (Eli) es buena persona”, dijo el gerente general.

Manning aún desea jugar la próxima temporada.

“Sí quiero. Sí quiero”, dijo Manning en una entrevista en WFAN con Mike Francesa.

Sin embargo, Manning aclaró que preferiría permanecer con los Giants y no mostró mucho entusiasmo con la posibilidad de jugar con otro equipo si las cosas no funcionan con los Giants en el receso de temporada.

El pasador dijo que esa opción es algo que consideraría si la situación se presenta y dijo que sería “difícil imaginar” estar en un uniforme distinto.

¿Esto deja abierta la posibilidad de que quizá se haya visto lo último de Eli Manning como quarterback de la NFL?

“Veremos”, dijo un inseguro Manning.

Quedarse con Manning no es estrictamente la decisión de Gettleman sino de la organización, luego de que los Giants decidieron no reclutar a un quarterback con la segunda selección global del draft del año pasado para elegir al corredor Saquon Barkley. Ocho meses después, Gettleman no expresó remordimiento al respecto.

Gettleman dijo que las evaluaciones de coaches y el personal serán parte de la decisión sobre el futuro de Manning y acentuó que se apoyará en el coach Pat Shurmur, quien tiene experiencia en el desarrollo de quarterbacks y quien, en semanas recientes, ha halagado el trabajo de Manning.

“Ciertamente voy a escuchar (opiniones)”, dijo Gettleman.

Manning terminó con 22 touchdowns totales y sufrió 15 pérdidas de balón en 2018. Sus 21 envíos de anotación fueron el tercer total más bajo entre los pasadores que fueron titulares los 16 partidos de la temporada. Sólo Derek Carr, de los Oakland Raiders, y Case Keenum, de los Denver Broncos, sumaron menos.

Sin embargo, Manning sí jugó mejor en la segunda mitad de la campaña, una vez que la línea ofensiva de los Giants elevó su nivel. Trece de sus 21 pases de touchdown se dieron en ese lapso y también fijó una marca personal con el 66.0 por ciento de pases completos y lanzó para 4,299 yardas.

Fue una mejoría en comparación con la temporada pasada, cuando los Giants terminaron con marca de 3-13 y Manning tuvo su campaña menos productiva desde su año de novato.

“Si piensan en eso, (Eli) corría por su vida el año pasado y este año redujimos ese aspecto una vez que entramos en ritmo, una vez que todos se acomodaron a la ofensiva”, dijo Gettleman.

Gettleman pareció impresionado, en parte, por lo que vio al final de la campaña, factor que jugará un papel importante en sus decisiones.

“En diciembre, anotamos 36, 35, 27 puntos, anotamos 40. ¿Cómo se vio eso? Eli aún puede lanzar en la NFL. Aún tiene con qué. Pese a la incertidumbre, eso suena a un jugador que probablemente regresará a jugar a uno que no lo hará”, sentenció el gerente general.