<
>

¿Qué puede aprender GGG del nuevo entrenador Johnathon Banks?

Courtesy of DAZN

Cuando el excampeon mundial unificado del peso mediano Gennady Golovkin anunció recientemente su separación de quien por largo tiempo fuera su entrenador, Abel Sánchez, por una disputa en torno a la compensación, el movimiento implicó que GGG estaba en el mercado en busca de un nuevo jefe en su esquina.

Este pasado sábado, en el MGM Grand Garden en Las Vegas, Golovkin presentó a su nuevo entrenador: el ex contendor del peso completo Johnathon Banks, más conocido por hacerse cargo de Vladimir Klitschko cuando su entrenador de muchos años Emanuel Steward falleció en el 2012. Banks es también entrenador de la campeona mundial indiscutida del peso welter Cecilia Braekhus.

¿Por qué es esta una buena movida para GGG?

Dan Rafael: Lo es si Golovkin cree en Banks y está feliz con su decisión. Ocasionalmente los entrenadores estan sobrevalorados, pero mientras el peleador confíe en el entrenador y su manera de hacer las cosas, está bien. GGG es quien es y ningún entrenador va a hacer cambios de primer orden. Pero, ¿podrá una nueva voz agregar algunos detalles o mejorar la motivación de Golovkin si en algo ha mermado durante su larga carrera? Quizás.

Banks también es un profesional. Sabe de boxeo. Aprendió del mejor –Steward- y también tiene reputación de ser un trabajador incansable, que podría refrescar a GGG si en algo se atascó luego de tanto tiempo con Sánchez.

Steve Kim: Creo que está por verse. Tal vez Golovkin llegó a un tope bajo la dirección de Abel Sánchez y se necesitaba una nueva voz en la esquina. Banks ha hecho claro que implementará nuevas ideas con Golovkin. Al mirar peleas pasadas, Banks considera que Golovkin ha dependido mucho de su reconocida pegada. Dice que enfatizará en que Golovkin lance más golpes y sea un peleador más activo, asalto tras asalto.

Al nivel del boxeo mundial, considera que es difícil detener a los peleadores del primer nivel con tan pocos golpes.

¿Por qué esta no es una buena movida para GGG?

Rafael: Sánchez guió a GGG a su histórico reinado de 20 defensas consecutivas de su título mediano, y parecían tener un vínculo genuino. Donde se veía a Golovkin, veías a Sánchez. Frecuentemente. En todas partes. Así que es una pena que se hayan desligado por dinero.

Sánchez dijo que Golovkin quería seguir con él, pero solamente si aceptaba un recorte masivo en sus ingresos; un pedido inusual dado que GGG venía de asegurar nuevos ingresos al firmar un nuevo acuerdo con DAZN. Soy un gran creyente del pensamiento que dice “si no está roto, no hay porqué arreglarlo”, y aunque Golovkin viene de una derrota ante Canelo Alvarez en la pelea de revancha entre ambos, muchos le vieron ganar. Sánchez no era uno de los jueces. Es un entrenador de calidad, con un sólido resumé. Mantiene a sus peleadores en forma y se le reconoce por mantener un campo de entrenamiento bien organizado.

Kim: Nuevamente, es algo que está por verse, pero lo que preocupa a muchos observadores es que, de cara a este campo de entrenamiento para medirse a Steve Rolls, Golovkin y Banks permanecerán en la altura de Big Bear. Se considera que entrenar allí no es lo mejor para el descanso y recuperación que necesitan los boxeadores veteranos. Sin embargo, Golovkin disfruta de la privacidad y soledad que provee Big Bear.

Será interesante ver si continúan en Big Bear tras la pelea contra Rolls. Se presumió automáticamente que la separación de Abel significaría que Golovkin bajaría de la altura para entrenar, pero hasta ahora ese no ha sido el caso.

play
1:49

Chava Rodríguez: 'GGG está preparado para volver a enfrentar a Canelo'

Gennady Golovkin anunció a su nuevo entrenador, el estadounidense Johnathon Banks. El boxeador kazajo rompió relaciones con el mexicano Abel Sánchez. Para Chava, este anuncio busca continuar impulsando una posible revancha.

¿Qué trae Banks a la mesa diferente a lo que presentaba el anterior entrenador de GGG, Abel Sánchez?

Rafael: De entrada, Banks es un exboxeador que hasta hace apenas unos años estaba activo, así que entiende por lo que atraviesa GGG. Es también mucho más joven que Sánchez y más cercano a la edad de Golovkin, lo que quizás ayude a la conexión entre ambos. También ofrece la sabiduría de muchos años de Steward – un hombre que pertenece al Mount Rushmore de los entrenadores de boxeo – y los muchos años de ser entrenado por él y trabajar a su lado en los campos de entrenamiento. Eso es invaluable y es en lo que Banks basa sus métodos de entrenamiento y su filosofía.

Kim: Banks ya tiene a Golovkin trabajando mucho más en los pads que Sánchez –una manera de hacerle tirar combinaciones más fluidas y elevar su volumen de golpeo. Golovkin dice que está disfrutando su nuevo régimen. Sánchez no trabaja las guanteletas tanto como muchos entrenadores modernos. Quizás con el tiempo eso condicionó a Golovkin a ser un peleador más metódico.

¿Crees que Banks fue la mejor opción? ¿Existía una mejor opción para GGG?

Rafael: Banks es una buena elección. Hay muchos buenos entrenadores, y probablemente cualquiera hubiese estado deseoso de trabajar con Golovkin. Pero Banks no tiene a muchos peleadores y podrá brindarle mucha atención a GGG, y eso es bueno.

Kim: Banks puede terminar siendo una muy buena elección. No tiene el curriculum de otros entrenadores más establecidos, pero ha estado envuelto con púgiles de primer nivel como Klitschko y Braekhus. Es un genuino estudiante del deporte y no tiene un grupo grande de boxeadores en su establo. Así que, por el momento, su foco principal puede centrarse en Golovkin.

Honestamente no puedo decir quién hubiese sido el mejor para Golovkin. Los grandes nombres, tales como Freddie Roach, hacen sentido basados en su experiencia y antecedentes laborales, pero la realidad es que Golovkin es básicamente un producto terminado como boxeador. Lo que necesita es, quizás, un par de ligeros ajustes.

Creo que, a esta etapa, necesita a un entrenador con el que se entienda bien en un ambiente conocido para él. A mi parecer, le será difícil replica la relación cercana y personal que disfrutó con Sánchez.