<
>

Canelo Álvarez y Daniel Jacobs hacen último careo en Las Vegas

play
¡Caliente cara a cara de Canelo y Jacobs! (0:44)

Casi a las manos se encararon el boxeador mexicano y el estadounidense, listos para el combate del 4 de mayo en Las Vegas. (0:44)

LAS VEGAS - Un candente cara a cara de pocos amigos, que incluyó un empujón por parte de Canelo Álvarez, cerró este viernes la promoción del esperado enfrentamiento ante Daniel Jacobs de este sábado en la T-Mobile Arena de esta ciudad, donde el público se retrató por miles a favor del mexicano.

Ambos púgiles tocaron frente con frente antes del empujón de Álvarez, quien tuvo que ser aguantado por su equipo para evitar mayores consecuencias, mientras otros miembros de sus respectivos equipos trataban de soltar más empujones.

"Esta es la oportunidad de mi vida, siento que soy el mejor peso medio del mundo y ese hijo de la... va a saberlo mañana", dijo Jacobs con la adrenalina a tope. "Tiene miedo, tiene miedo. Voy a decirlo en español porque es puro mexicano, que chin... a su ma...", respondió Canelo.

Canelo y Jacobs unificarán tres de los cuatro títulos en la división de peso mediano. Álvarez va a poner en juego los de la Asociación Mundial de Boxeo y Consejo Mundial de Boxeo, mientras que Daniel expondrá el de la Federación Internacional de Boxeo. El jalisciense es favorito para llevarse el triunfo según las apuestas en esta ciudad.

Ya entrada la tarde en esta ciudad que nunca duerme, Canelo registró un tonelaje de 159.5 libras, mostrando un físico bien trabajo durante las últimas nueve semanas para esta cita. Jacobs, que también tuvo un tiempo considerable para su mejor preparación, fue quien detuvo la balanza en 160 libras.

Para este sábado a las 8:00 horas, Canelo y Daniel deberán someterse a un segudo pesaje, y quien supere las 170 libras entonces será penado con un millón de dólares. Después de ello pueden seguir aumentando su peso.

Al bajar de la báscula, Canelo y Jacobs dejaron los buenos modales y buscar la intimidación con un fiero frente a frente que celebró el público en las gradas de manera notable luego de pasar toda la semana básicamente sin sobresaltos y plagada de mensajes de respeto.

Esta será la decimoquinta pelea de campeonato para Canelo, quinta en peso medio. Álvarez llegará con una marca de 51-1-2 y 35 nocauts. Para Jacobs, la de este sábado será su novena pelea de campeonato del mundo, todas ellas realizadas en la categoría de peso mediano. Daniel llegará con foja de 35-2 y 29 nocauts.

El mexicano, que firmó un histórico contrato de 365 millones de dólares por 11 peleas con la plataforma de streaming DAZN, sostendrá precisamente la segunda de ellas después de haber vencido en diciembre pasado a Rocky Fielding para conquistar el cetro súper mediano de la AMB, que por cierto sigue ostentando.

Jacobs vuelve a la carga después de haber vencido a Sergiy Derevyanchenko en octubre del año pasado, cuando conquistó el título de la FIB, mismo que desestimó cuando enfrentó a Gennady Golovkin en marzo de 2017, debido a que no cumplió con la cláusula de 10 libras de rehidratación el día del pleito.

MÁS TRANQUILOS DÍAZ Y FONSECA

A diferencia del jueves, en donde fueron bastante agresivos, JoJo Díaz y Freddy Fonseca fueron más civilizados en la ceremonia de pesaje para su riña en la división súper pluma, quedándose todo en una penetrante mirada el viernes.

Díaz marcó 129.5 mientras su rival registró 130 libras. En el otro combate principal de respaldo, el invicto Vergil Ortiz detuvo la báscula en 147 libras mientras Herrera pesó 146.5.

Para el vacante campeonato mediano interino, Bilal Akkaway dejó el registro en 167.5 idéntico tonelaje que su rival, el británico John Riley. Akkaway es entrenado por Eddy Reynoso, quien está a cargo de la esquina de Álvarez.

Lamont Roach y Jonathan Oquendo, una de los principales respaldos, no tuvieron problemas en hacer el límite del peso súper ligero al detener la báscula en 129.5 y 130 libras, respectivamente.