José Pedraza apuesta a su estrategia ante Vasily Lomachenko

play
José Pedraza: 'Tengo lo necesario para ganarle a Lomachenko' (1:49)

El boricua, 25-1 (12 K.O), pone sus espectativas en sus movimientos laterales y el uso de la distancia para derrotar al ucraniano en la pelea del 8 de diciembre por el título unificado del peso ligero (135 lbs.), una cartelera de Top Rank por ESPN. (1:49)

NUEVA YORK -- José Pedraza ha pasado variadas vicisitudes en el último par de años, y el 8 de diciembre aspira recoger la recompensa de todo el esfuerzo hecho en los últimos meses.

El Madison Square Garden será el marco de la pelea por el título unificado de campeón mundial del peso ligero entre el considerado mejor peleador libra por libra del mundo, el ucraniano Vasily Lomachenko, y el boricua en donde éste buscará la historia en la legendaria instalación.

Tras perder su título de campeón mundial de las 130 libras de la Federación Internacional de Boxeo ante Gervonta Davis en el 2017, Pedraza (29 años, con récord de 25-1, con 12 peleas ganados por nocaut) tardó más de un año en volver a pelear, entre otros motivos porque el Huracán María azotó Puerto Rico y el púgil se vio en una situación tan comprometida como el resto de la isla.

"Fue un momento muy duro, pero yo intento quedarme con lo positivo. El pueblo se unió, la gente mostró su mejor cara, ayudándose mutuamente e intentando salir poco a poco de la devastación que se vivió. Algunas de las escenas que se vivieron fueron de desesperación y sufrimiento, pero en general me gustaría quedarme con lo positivo que trajo todo esto", aseguró a ESPN Digital el actual campeón mundial ligero de la Organización Mundial de Boxeo.

Pero ni siquiera esa devastación que se vivió en Puerto Rico frenó a Pedraza en su empeño de seguir entrenando y preparándose para volver al ring de la mejor manera posible. El de Caguas firmó por Top Rank a finales de 2017 y en marzo de 2018 hizo ocho rounds contra el mexicano José Luis Rodríguez, luego venció a Antonio Morán en junio en 10 rounds y finalmente peleó por el título mundial de la OMB contra Ray Beltrán en agosto, llevándose la pelea en 12 rounds por decisión unánime, preparando el camino para una pelea de unificación ante Lomachenko.

"En la categoría ligero junior no tuve la oportunidad de pelear por un título unificado, por eso esta pelea es especial para mí. Ganarle a Beltrán fue emocionante, pues incluso cuando gané el título de la FIB en las 130 libras fue una pelea por un título que estaba vacante, con lo que fue la primera vez que pudé arrebatarle un cinturón a un contrincante, que además es un grandísimo peleador. Eso me dio la oportunidad de enfrentarme ahora a Lomachenko, uno de los mejores boxeadores del mundo, y no pienso desaprovecharla. Quiero unificar los títulos y seguir consiguiendo todos los de la categoría", expresó el boxeador.

Sobre su oponente, Pedraza asegura conocerlo a la perfección y, aunque respeta profundamente su carrera y sus condiciones sobre el cuadrilátero, el campeón de la OMB piensa que Lomachenko nunca se ha enfrentado contra un boxeador con las cualidades con las que él cuenta.

"Lomachenko es un peleador que mantiene muy bien la distancia, pero que además se mueve muy bien lateralmente. Yo también puedo hacer eso, y creo que la única diferencia es que quizás él lo hace mucho más que yo. Sin embargo me he estado preparando para pelearle así, y creo que mi estilo es el perfecto para poder ganarle. Hemos tenido un muy buen campamento, una gran preparación, hemos puesto a prueba todas nuestras estrategias, la técnica, por lo que creo que va a ser una pelea bien interesante", aseguró Pedraza.

Esta será la tercera pelea del boricua en el Madison Square Garden, algo que también es especial para él. Un edificio con tanta historia boxística es siempre un lugar donde un púgil se quiere mostrar ante el gran público y en Nueva York, además, Pedraza sabe que sus compatriotas estarán apoyándole.

"Nueva York es la segunda casa de los puertorriqueños, por eso siempre me encanta pelear aquí. Siento el apoyo desde las gradas y el calor del Madison Square Garden a la hora de enfrentar a mis adversarios", comentó el campeón de la WBO. "Pero también sé que Lomachenko tendrá muchos seguidores presentes en la pelea, pues la comunidad ucraniana es grande en Nueva York, por lo que yo me tengo que enfocar en hacer mi pelea, escuchar a mi esquina y conectar mis golpes".

Lomachenko (30 años, con récord de 11-1, con 9 victorias por nocaut) es el claro favorito según las apuestas. Considerado el mejor peleador libra por libra del momento, es un titán del ring que tuvo las agallas de buscar su primer título mundial en su segunda pelea como profesional. Aquel combate contra Orlando Salido, en 2014, es hasta la fecha su única derrota, y Pedraza y su equipo no han perdido detalle de cómo le plantó cara el mexicano para intentar crear una estrategia similar.

"Por supuesto que lo hemos estudiado. A eso me refiero cuando digo que hemos hecho un buen trabajo. No es sólo preparación física, sino también la estrategia, estudiar sus puntos flacos. Desde que perdió con Salido, Lomachenko ha evolucionado mucho, pero creo que algo podemos aprender de aquella pelea para enfrentarle e intentar ganar", dijo el boricua.

En su última pelea, el ucraniano sufrió una lesión en el hombro --se le dislocó-- en el segundo asalto, pero continuó la pelea, apuntándose nocaut técnico contra el venezolano Jorge Linares. Este combate se llevó a cabo en mayo y Lomachenko tuvo que pasar por el quirófano, por lo que está por verse cómo reaccionará en ésta, su primera vez de vuelta sobre el cuadrilátero.

"Lo que hizo contra Linares demuestra el tipo de peleador que es. Nunca se da por vencido y eso es admirable", aclaró Pedraza. "Nadie sabe cómo va a estar tras su operación. Se ha dicho que ese tipo de lesión requiere un año de recuperación, y él vuelve a intentarlo seis meses después... Yo no me puedo parar a pensar en eso, sólo en lo mío, en hacer mi combate, y sé que tengo con qué ganarle".

Pedraza está convencido de que puede aprovechar esta oportunidad para convertirse en el campeón unificado del peso ligero, pues sabe que puede plantarle cara sin problema alguno a uno de los mejores boxeadores del mundo, como el Vasyl Lomachenko.

"Si pierdo, habrá que seguir trabajando y no bajar la cabeza. Analizar lo que pasó e intentar mejorar --pero yo no pienso nunca en perder. Estoy convencido que puedo hacerle una gran pelea a Lomachenko. Tengo que mantener la distancia y no dejarle hacer su juego de piernas. Sé que no voy a ir a noquearlo, tengo que hacer una pelea inteligente, pero sé que estoy preparado para ganar. Después de que le gané a Beltrán en agosto sabía que ya no había vuelta atrás en mi carrera. Soy un boxeador de nivel mundial y tengo que pelear con los mejores. En esa categoría está Lomachenko y tengo claro lo que debo hacer para poder ganarle", concluyó el púgil boricua.