Ramírez y Orozco, mexicanos al grito de guerra

Ramírez hará la primera defensa del cinturón verde y oro, en las 140 libras, que ganó en marzo pasado ante Amir Imam. Mikey Williams/Top Rank

MÉXICO – José Ramírez y Antonio Orozco han coincidido este jueves en que el próximo 14 de septiembre en California, serán dos mexicanos dispuestos a una guerra, pues sus estilos y su sangre son la combinación perfecta que garantiza una batalla sin pedir ni dar tregua en la Save Mart Arena de Fresno, en una velada de Top Rank que transmitirá ESPN.

El campeón Ramírez hará la primera defensa del cinturón verde y oro que ganó en marzo pasado ante Amir Imam y no pudo defender en julio ante Danny O’Connor como estaba programado debido a los contratiempos del estadounidense para dar el peso.

“Realmente vamos a ser dos mexicanos listos para el grito de guerra, en lo personal me siento con mucha hambre y muchas ganas de mostrarle al público lo que tengo, lo que deben esperar es una gran pelea porque mi historia apenas va comenzando”, externó el mexicoestadounidense Ramírez en charla con ESPN.

“En estas ocho semanas que tuvimos para trabajar con Robert García pudimos entendernos mejor, cambiamos completamente el trabajo en el gimnasio porque Antonio tiene un estilo más frontal y eso me hace sentirme más seguro y confiado en que vamos a darle a los fans una gran pelea y que yo voy a ganar. Voy a estar listo para los 12 rounds, pero si se descuida, no desperdiciaré la oportunidad de noquearlo”, destacó José Carlos, quien llegará a su primera defensa con marca de 22-0 y 16 nocauts.

‘Implacable’ Orozco, por su parte, aseguró que esta pelea será candidata a la mejor del año. “Yo pienso que esta pelea va a dar mucho de qué hablar, a los dos nos gusta la acción, él es un peleador agresivo como yo, así que el que le ponga un poco de más inteligencia va a salir ganando, dicen que puede ser la pelea del año y lo creo, le vamos a dejar el ambiente caliente a Canelo y Golovkin”, externó Antonio, quien es representado por el californiano Frank Espinoza.

Orozco (27-0, 17 Ko’s), oriundo de Baja California, aseguró que esta vez no tendrá ningún contratiempo con el peso, como ha sucedido en otras ocasiones.

“Estoy en 145 libras, he estado trabajando con el nutriólogo Omar Piña y nos hemos sentido muy bien, sé que es una gran oportunidad y no pretendo desaprovecharla, lo que nos queda es mantenernos en el peso y seguir muy motivados como estamos hasta ahora porque estamos a pocos días de ser campeones del mundo”, auguró el retador a la corona de las 140 libras.