Anibal Sánchez acuerda 2 años con los Nacionales

El lanzador y agente libre venezolano, Anibal Sánchez acordó un contrato de dos años con los Nacionales de Washington, según varios informes.

El pacto tiene un valor de $19 millones, según la Detroit Free Press, que informó por primera vez la noticia.

Sánchez es el segundo lanzador abridor firmado por los Nacionales en esta temporada baja, uniéndose al zurdo Patrick Corbin, quien firmó un contrato de seis años y $140 millones a principios de este mes. Sánchez también es el segundo ex jugador de los Bravos de Atlanta en firmar con Washington en la temporada baja, uniéndose al receptor Kurt Suzuki.

Sánchez, de 34 años, tuvo marca de 7-6 con efectividad de 2.83 en 24 aperturas para los Bravos la temporada pasada y obtuvo el visto bueno para comenzar el Juego 2 de la Serie de División de la Liga Nacional contra los Dodgers de Los Angeles. Atlanta firmó al veterano diestro a un contrato de ligas menores en el entrenamiento de primavera para asegurar otro candidato con experiencia para su rotación. Fue un movimiento que se produjo después de que los Mellizos de Minnesota liberaran incondicionalmente a Sánchez después de un período de tres semanas con el club.

Estiró un tramo durante la mitad de la temporada de lanzar al menos seis entradas en seis aperturas consecutivas en su camino a publicar un WHIP mínimo de carrera de 1.08 por una temporada completa. Su resurgimiento representó una señal tardía de su regreso como un abridor confiable después de algunas temporadas difíciles recientes con los Tigres de Detroit.

Después de liderar la Liga Americana con una efectividad de 2.57 en 2013, Sánchez luchó durante las siguientes tres temporadas para los Tigres mientras lidiaba con lesiones y era degradado a puestos en el bullpen.

El venezolano tuvo la peor efectividad de su carrera en 2017 y hasta pasó algún tiempo en las ligas menores. En los últimos tres años, su ERA acumulada fue de 5.67. Permitió 85 jonrones en 88 apariciones en 415 2/3 entradas. En la temporada 2017, que describió como una "montaña rusa", desarrolló problemas en el tendón de la corva. Luego fue golpeado en la pantorrilla con una pelota bateada.

Sánchez lanzó un juego sin hits como novato con los Marlins de Miami el 6 de septiembre de 2006, ganó 14 juegos, la mayor cantidad de su carrera, para los Tigres y terminó cuarto en la votación de Cy Young en 2013.