¿Qué camino tomarán los Yankees tras fallar en atraer a Corbin al Bronx?

play
Patrick Corbin estaba prendido ante Filadelfia (0:22)

El zurdo de los Diamondbacks recetó 9 ponches, en 7 entradas y un tercio, sin carreras y con solo 4 hits tolerados. (0:22)

El canje que involucró a James Paxton fue uno de los primeros ocurridos durante la temporada baja del Béisbol de Grandes Ligas y parte del razonamiento de los New York Yankees al hacerse con el zurdo proveniente de los Seattle Mariners fue que los inmunizaría de cualquier desesperación. Sin importar lo que viniera después, los Yankees sabrían que su rotación estaría conformada por Paxton, Luis Severino, Masahiro Tanaka y CC Sabathia, sin sentirse obligados a gastar o remunerar en exceso.

Cuando los Washington Nationals sumaron un sexto año a su oferta por Patrick Corbin, los Yankees decidieron no igualarles. Al igual que el resto de los equipos, Corbin depende fuertemente de su slider, pitcheo que históricamente ha tenido una relación problemática con los ligamentos de codo y para muchos evaluadores, pactar por seis años y aproximadamente $100 millones es una apuesta muy arriesgada.

Los Yankees ahora deben considerar las siguientes mejores opciones en su búsqueda para mejorar al equipo.

1. Nathan Eovaldi: Es considerado el mejor diestro del mercado. Los Yankees lo conocen bien, a raíz de su época con el equipo y el trabajo que hizo contra ellos en 2018, cuando su material puro tuvo mejor movimiento que nunca. Su hazaña heroica en la Serie Mundial incrementó su valor y una guerra de ofertas por sus servicios parece ser inminente. A los Medias Rojas les encantaría que se quedara con ellos, los Yankees gustarían de tenerle y es una pieza que encaja perfectamente en los Houston Astros. Eovaldi creció en las afueras de Houston; es la clase de lanzador fuerte que los Astros han perseguido en inviernos recientes y dentro de muy poco, Jeff Luhnow tendrá sus propias preocupaciones con respecto al pitcheo. Charlie Morton y Dallas Keuchel pasaron a probar las aguas de la agencia libre este invierno y durante el próximo, Justin Verlander y Gerrit Cole podrían bien seguir sus pasos. Con un contrato a cuatro o cinco años, Eovaldi podría ser puente para el 2020 con los Astros. Es posible que los Yankees no persigan a Eovaldi en la guerra de ofertas e igualen a otros equipos dólar a dólar y año a año, como no lo hicieron con Corbin.

2. Los Yankees podrían intentar concretar un pacto a cambio de uno de los pitchers abridores de los Indios disponibles. Cleveland dejó saber al resto de la industria el mes pasado que estaría dispuesto a escuchar ofertas por sus tres mejores lanzadores abridores (Corey Kluber, Carlos Carrasco y Trevor Bauer). Kluber es el más consagrado de este trio, ganador de dos premios Cy Young y está atado a un contrato amistoso para su equipo que prácticamente no conlleva riesgo financiero. Además, Kluber es el mayor de los tres, a punto de cumplir 33 años la próxima primavera. Carrasco cumplirá 32 años en marzo próximo y ha sido un metrónomo de producción en años recientes, con efectividad de 3.40 en 119 aperturas, trabajando bajo un contrato modesto, similar al de Kluber.

Bauer es el más joven de los tres y acaba de lograr la mejor temporada de su carrera, sumando efectividad de 2.21 en una campaña que fuera cortada cuando una pelota bateada causó una fractura en su fíbula. Dentro de la organización de los Indios, Bauer es percibido como un caballo de faena: alguien capaz de lanzar durante todo el día, todos los días. Será elegible para someterse al arbitraje este invierno y el próximo, a fin de sumar suficiente tiempo de servicio para hacerse agente libre.

Los Indios estarían encantados de deshacerse de los contratos de Jason Kipnis o Edwin Encarnación y es posible que incluyan a uno de ellos a cualquier pacto que involucre a un pitcher abridor. Los Yankees son uno de los pocos equipos capaces de siquiera considerar una transacción de este tipo, siendo Kipnis la pieza que mejor podría encajar debido a la flexibilidad de posiciones. O los Yankees podrían tomar a Kipnis para así concretar un pacto por pitcheo abridor con Cleveland y luego colocarlo nuevamente en el mercado. El historial de negociaciones entre gerentes generales siempre ayuda y el Gerente General de los Yankees Brian Cashman y el ejecutivo de los Indios Chris Antonetti han trabajado en el pasado de forma exitosa, incluyendo la negociación por Andrew Miller en 2016.

3. J.A. Happ. El zurdo podría ser la opción dentro del mercado con menor valor de protagonismo, porque su nombre no es tan resonante como el de Kluber o Madison Bumgarner. Sin embargo, después que los Yankees lo negociaran el pasado verano, luego de esperar opciones más atractivas, Happ lanzó de forma óptima con ellos, manejando con facilidad la presión mediática que conlleva jugar en Nueva York (en comparación, según lo percibido por los Yankees, a Sonny Gray). Happ tuvo marca 7-0 con efectividad de 2.69 en 11 aperturas en la campaña regular.

Sin embargo, Happ permitió cinco carreras en más de dos entradas contra los Medias Rojas en la Serie Divisional de la Liga Americana, reiterando las preocupaciones dentro de la industria de que no cuente con el repertorio plus que le ayude a imponerse a equipos con buen bateo en momentos importantes, como podría ser el caso de los Medias Rojas o los Astros. Igualmente, los Yankees tendrían competidores motivados en busca de Happ, quien es, según informes, la opción principal como Plan B de los Filis, ahora que Filadelfia perdió la batalla para hacerse con Corbin.

Hay otro elemento que los Yankees deberán sopesar este invierno. Sabathia ya tiene 38 años, Tanaka 30 y el japonés pitchea con un desgarre parcial en el ligamento de su codo; además que Paxton, que cuenta con tendencia a lesionarse, tiene 30 años y ha sumado más de 24 aperturas en una temporada en apenas una ocasión en su carrera. Un escenario perfecto para los Yankees sería incluir a alguien mas joven y Happ tiene 36 años y probablemente exija una inversión durante al menos dos años.

4. Bumgarner es teóricamente una alternativa dentro del mercado, aunque los equipos que han preguntado a los Gigantes afirman que éstos no parecen estar seriamente interesados en negociar al zurdo. Tal como lo escribí en esta misma columna el mes pasado, existen preocupaciones con respecto a algunas tendencias percibidas según estadísticas avanzadas en la recta de Bumgarner.

5. Los Yankees podrían meterse en la puja por Keuchel; sin embargo, el zurdo es cliente de Scott Boras y si los Yankees deciden que no intentarán perseguir a abridor alguno en particular, el precio por Keuchel podría moverse más allá de un rango en el cual los del Bronx se puedan sentir cómodos.

6. Yusei Kikuchi, de 27 años, fue pitcher estrella en temporadas recientes en Japón, donde sumó efectividad de 2.81 durante las últimas ocho temporadas. Cashman cuenta con cierta experiencia con lanzadores japoneses, que va de terrible (Kei Igawa) a excelente (Hiroki Kuroda y Tanaka).

7. Los Yankees podrían concentrarse en mejorar la profundidad de su pitcheo al aprovechar un mercado saturado con opciones para el relevo. Podrían apuntar como objetivo a los mejores en un grupo de aproximadamente 60 relevistas, como Andrew Miller y Zach Britton (los Yankees consideraban que Britton estaba mejorando a medida que transcurría la temporada).

8. Podrían intentar mejorar su pitcheo pujando fuertemente por Manny Machado, el infielder galardonado con el Guante de Oro. Sin embargo, Machado costaría cientos de millones de dólares, no decenas de millones; por ende, cualquier intento de hacerse con el All-Star sería impulsado por Hal Steinbrenner.

No es el grupo perfecto de posibles Planes B para los Yankees, pero sí cuentan con muchas vías a explorar, con mucho dinero para gastar.