PG13 defiende a los 'superequipos' en la NBA

En los últimos años la tendencia en la NBA es que las estrellas se junten entre sí para crear los llamados 'superequipos'. El ejemplo más reciente son los Golden State Warriors con Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green, Kevin Durant y ahora la integración de DeMarcus Cousins.

Esta moda ha sido criticada por varios sectores. Uno de los últimos en pronunciarse fue C.J. McCollum, escolta de los Portland Trail Blazers, quien hace poco criticó a los californianos.

"Nunca haría algo así. Creo que es repugnante", señaló. Incluso la leyenda de la liga, Michael Jordan, está en desacuerdo.

"Hay dos (equipos) buenos y 28 que son basura".

Sin embargo, en defensa de esta tendencia salió Paul George, quien este verano decidió quedarse con Oklahoma City Thunder junto a otra gran figura, Russell Westbrook.

"Ningún equipo ha ganado el título con un solo jugador siendo la estrella y sin un equipo. Son otros tiempos. No estoy de acuerdo con los veteranos, no lo entienden", indicó el alero.

"Ahora es diferente, porque ¿a quién queremos engañar si salimos solos e intentamos ganarle a los Warriors?", cuestionó el ex jugador de los Indiana Pacers.

"El mejor jugador de nuestra liga en este momento (LeBron James) no pudo hacerlo y fue barrido (en las Finales de 2018). Eso muestra lo que se necesita para ganar", sentenció.

Precisamente LeBron James está considerado como uno de los precursores de estos 'superequipos' en la historia reciente de la Asociación, cuando decidió unirse a Dwyane Wade y a Chris Bosh en el Miami Heat de 2010, aunque un par de años antes, los Boston Celtics juntaron a un temible 'Big Three' con Ray Allen, Paul Pierce y Kevin Garnett.